Arquitectura mesopotámica

Arquitectura mesopotámica
Arquitectura mesopotámica al servicio de la religión y el poder

La antigua Mesopotamia es un amplio territorio en torno a los ríos Tigris y Eúfrates y, a diferencia de Egipcio, fue un lugar de paso donde se mezclaron razas y culturas. El arte de Mesopotamia se caracterizó por estar al servicio del poder y de la religión, y además se le daba gran importancia a la geometría, la simetría, la repetición y el ritmo.  En este artículo de Arte Pathos exploramos la arquitectura mesopotámica y sus principales características. ¿Preparado para adentrarte en la civilización más antigua de la historia?

Contexto histórico de Mesopotamia

Antes de hablar de palacios y templos, es importante conocer el contexto histórico para comprender mejor el arte y, concretamente, la arquitectura. Mesopotamia cuenta con tres milenios que explicamos a continuación: 

  • III milenio a.C: aquí se enmarcan los períodos sumerio, acadio y neosumerio. Los tres eran pueblos sedentarios que se asentaban en las tierras bajas. Formados principalmente por ganaderos y agricultores, vivían en ciudades estado lideradas por reyes sacerdotes (patesis). Su escritura se denominaba cuneiforme. 
  • II milenio a.C: los pueblos semitas, provenientes del oeste, crearon un estado con capital en Babilonia y así consiguieron unificar todas las ciudades. Además, crearon un código de leyes y dieron lugar al denominado Primer Imperio Babilónico. Su rey principal fue Hammurabi. 
  • I milenio a.C: en este milenio vivieron los asirios en la Mesopotamia alta. Nombraron capital a Assur y sometieron bajo su poder a todo el país. Los asirios se caracterizaban por ser un pueblo violento y conquistador. Mantuvieron el poder y un gobierno despótico y cruel hasta el siglo VII a.C. Después vino el Imperio Babilónico, pero en el año 539 a.C. perdió ante los persas. 

¿Cuáles son los fundamentos de la arquitectura mesopotámica?

La arquitectura de Mesopotamia influyó en otros pueblos como es el caso del persa. Desde la etapa de los sumerios hasta la llegada de los persas, mantuvo sus principios. Estos son los cinco fundamentos: 

  • Materiales: el principal material fue la arcilla, con las que construían adobes y ladrillos. La piedra se utilizó muy poco ya que escaseaba por la zona. 
  • Muros: como los materiales eran pobres, se caracterizaban por ser gruesos debido a que costaba lograr consistencia. 
  • Utilización del arco y la bóveda: se emplearon estos elementos ya que era imposible crear arquitrabes con el adobe y ladrillo. 
  • Cerámica vidriada: los muros eran revestidos con cerámica vidriada. ¿Por qué? Lo que hacía era proteger el adobe y ladrillo, además de embellecer la arquitectura gracias a su cromatismo esmaltado. 

Tipos de arquitectura mesopotámica

En cuanto a la arquitectura podemos diferenciar tres tipos: 

Arquitectura funeraria

La arquitectura funeraria es reducida. Se destacan los hipogeos de Ur (época sumeria). Son 16 tumbas con cámaras subterráneas y rampas que están cubiertas por bóvedas. En el interior se han encontrado joyas y objetos de ofrendas. El que más destaca es el Estandarte de Ur

Arquitectura religiosa

Durante el neosumerio surgió el zigurat, una gran torre escalonada que podía contar con hasta siete pisos en tamaño decreciente. Se podía ascender por escalinatas o rampas. En la cima contaba con un pequeño templete. Estaba recubierta de ladrillo y contaba con una doble función: era templo y observatorio de estrellas. Se destaca el Zigurat de Nana

arquitectura mesopotámica
Zigurat de Nana

Palacios

Como el arte estaba al servicio del poder y la religión. Sin duda, los palacios cobraron una gran importancia, sobre todo desde el Primer Imperio Babilónico. Actuaban como residencia real y contaban con distintas zonas (administración, viviendas, almacenes, escuelas de escribas, sacerdotes y funcionarios). 

El palacio mejor conservado es el del rey Sargón II en Khorsabad. Destacan los toros alados, ya que protegían el acceso al salón del trono. 

Cabe destacar que la gran obra del Imperio Neobabilónico fue la reconstrucción de Babilonia. Esta reconstrucción estuvo al mando de Nabucodonosor, quien mandó construir al nordeste de su palacio los Jardines Colgantes y se los dedicó a su esposa. 

Los Jardines Colgantes fueron un conjunto de construcciones escalonadas en terrazas donde podían encontrarse plantas y árboles de todo tipo. 

La Puerta de Ishtar fue la entrada principal a Babilonia, y estaba formada por dos torreones. De 12 metros de altura, estaba recubierta de ladrillos esmaltados y modelados con animales sagrados. 

 

arquitectura mesopotámica
Puerta de Ishtar

Impresiona que civilizaciones tan antiguas como la de Mesopotamia fueran capaces de crear edificaciones impresionantes. ¿Te interesa el mundo de Mesopotamia? Entonces no puedes perderte nuestro artículo sobre la escultura mesopotámica. En Arte Pathos estamos encantados de enseñarte las maravillas del arte. ¡Nos vemos en el próximo artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio