Exposición Picasso 1906. La gran transformación

Picasso 1906. La gran transformación

Con motivo de la celebración del quincuagésimo aniversario del fallecimiento de Pablo Picasso, el Museo Reina Sofía presenta del 15 de noviembre de 2023 al 4 de marzo de 2024, una muestra de la contribución del artista al surgimiento del arte moderno. Esta muestra investiga desde la perspectiva actual cómo Picasso contribuyó al nacimiento del arte moderno. En Arte Pathos te contamos todo sobre la exposición de Picasso 1906. La gran transformación

En esta exposición, veremos al pintor de Las señoritas de Avignon lleno de optimismo y de ganas por reformular la experiencia artística. Su obra está centrada en dos preocupaciones: por una parte, el cuerpo y, por otra, la interculturalidad. 

Gracias a los cuadernos de bocetos y a los dibujos de Picasso, se observa una sinergia con las culturas primitivas y la búsqueda de lo primitivo. Y es que, para el pintor, 1906 fue el año de la transformación. 

¿De qué trata Picasso 1906. La gran transformación?

La exposición se centra en la primera aportación del artista al concepto de arte moderno, y lo hace desde la conciencia estética contemporánea. Desde siempre, la producción de Picasso en 1906 se ha entendido como un epílogo de su período rosa o como el prólogo a Las señoritas de Avignon. Pero, a día de hoy, se confirma que ese año fue para el pintor una época con entidad propia. 

En 1906, Picasso tenía 25 años y era todo un artista joven aunque bastante maduro en cuanto a sus criterios estéticos. En su obra se encarga de buscar lo primordial y su trabajo se basa en tres registros: el cuerpo, la forma y la interculturalidad. 

Intenta representar la adolescencia arcádica como símbolo de un nuevo comienzo y redefine los límites entre el fondo y la figura, dando así un nuevo sentido de la mimesis. 

Durante su búsqueda de lo primordial en 1906 convirtió el fenómeno de lo primordial en toda una poética. 

Los referentes de Picasso 

Entre los referentes culturales de Picasso se destacan el arte ibero, el art nègre, el románico catalán, el arte mediterráneo protohistórico y el egipcio antiguo. Picasso los vio a todos como presencias culturales y no solo como datos formales. 

Al contemplar su obra se puede ver cómo, a veces, es el artista quien busca lo primitivo y cómo, en otros momentos, es lo primitivo lo que es una inspiración para él. 

Si estás interesado en visitar la exposición en el Museo Reina Sofía, puedes comprar las entradas aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio